jueves, 9 de septiembre de 2010

El Viaje. Por Marcela Jiliberto Zepeda

Hace un año, a fines del verano, me informaron que ese día harías el viaje con un cien por ciento de seguridad, que tu embarcación ya se encontraba atracada en el muelle preparada para conducirte. No me podían precisar la hora pero debía permanecer alerta. Pregunté si te podía acompañar durante la espera y su respuesta fue negativa pero me prometieron avisarme tan pronto te dirigieras al muelle. Efectivamente a las primeras horas de la madrugada me avisaron que te aprestabas a abordar tu nave.

Corrí al embarcadero para llegar antes de que partieras para despedirme de ti aunque fuera con un gesto, una mirada, pero llegué tarde, tu embarcación ya se deslizaba por sobre las olas alejándote del muelle.

Dabas la espalda a la orilla y solo podía ver tu rubio y ensortijado cabello agitado por la brisa. Te llamé para que volvieras la cabeza y a la distancia decirte un adiós pero mirabas fijamente un punto en la lejanía y no reaccionaste. Elevé la voz pensando que el ruido que producía el oleaje impedía me escucharas, pero tampoco respondiste, entonces me resigné a ver como te alejabas cada vez más.

Al ver como te distanciabas algo se desprendió de mi y voló a tu encuentro para acompañarte en tu viaje. De repente, una densa neblina los cubrió y no volví a verte.

Lentamente agobiada por la tristeza retorné a nuestra vieja casona familiar, que ha cobijado a tres generaciones de nuestra familia. Desde que te fuiste en forma tan repentina se ha tornado más vieja aún, como conciente que ya no habrá otra generación que la habiten y solo resta venderla para ser demolida.

Tras tu partida varias de nuestras mascotas te siguieron y hasta las cosas materiales reaccionaron, tu notebook apagó su pantalla para siempre.

Por mi parte y por mucho tiempo cada noche te evoqué, como aún lo hago, y entre lágrimas te pedí me visitaras en sueños para saber de ti, pero jamás lo hiciste y perdí toda esperanza.

Aunque la vida ha continuado con sus responsabilidades y compromisos, y debo agradecer el apoyo de muchas personas que entienden la desgracia de lo que es perder a una hija única y la soledad que eso significa, ahora a pesar del tiempo transcurrido solo espero que mi propia embarcación se ubique en el muelle y me lleve a realizar mi propio viaje.

Estoy conciente que no existe ninguna certeza de que volvamos a encontrarnos en ese enorme mar de la eternidad, pero si se que ya no volveré a sentir el dolor y la tristeza que permanentemente me embarga, porque Daniela mi adorada hija entonces ambas estaremos realizando el mismo viaje.

Te quiere por siempre tu tía mamá.

Marcela.

sábado, 3 de julio de 2010

DICHOS

  • Cuando la verdad se toma como injuria... HIERE.
  • Qué hace el oportunista con su oportunidad.... NADA.
  • Los amigos verdaderos quedan en la palma de la mano... Y SOBRA ESPACIO.
  • No necesito hablar de mi... MIS OBRAS LO HACEN.
  • La envidia radica en los seres con baja AUTOESTIMA.
  • Cuando me voy de un lugar lo material se queda... EL YO SE VA CONMIGO.
  • Cuando uno se da un porrazo, se tiene que levantar y sacudirse LA MUGRE.
  • Ser valiente significa enfrentar los problemas solo, aguantar el castigo y salir AIROSO
  • Lo que se arma se DESARMA.
  • El alma es una y ETERNA.
  • No tengo la vida COMPRADA.
  • Lo que tienes que hacer hazlo... y BIEN
  • Mira a tu alrededor, ese es tu MUNDO.
  • La justicia de los hombres es transitoria... la de DIOS ES ETERNA
  • Cuando vayas a un lugar y no te reciben, límpiate los pies, sale, y no mires ATRAS
  • Cuando podas un árbol crece, lo importante es CÓMO LO PODASTE.
  • Quiero estar entre la multitud y pasar DESAPERCIBIDO.
  • No hay pregunta mal hecha, sino mal FORMULADA.
  • Los pecados págalos en la MUNDO.
  • De Newton: a cada acción hay una reacción.
  • La verdad bajo tus ojos no es la misma verdad de OTRO
  • Te escaparás del castigo del hombre, pero no del castigo de DIOS
  • No todos los días sale el SOL.
  • La LUNA nunca es la misma.
  • La soberbia se paga con SOBERBIA
  • No hagas daño, se te devolverá por MIL.
  • Para construir hay que DESTRUIR
  • No esperes que la gente te APOYE.

lunes, 26 de abril de 2010

Concholepas concholepas (Bruguière, 1789)

Imágenes Publicadas por:
DiSalvo, L., 1988. Observations on the larval and Post-Metamorphic Life of Concholepas concholepas (Bruguière, 1789) in Laboratory Culture. The Veliger 30(4):358-368, April 1988. Dibujos realizados por Marco León V.

viernes, 2 de abril de 2010

Mis Dibujos

Hemilepistus
Homarus





















Publicados en Evolutionary Ecology of Social and Sexual Systems. Editado por J. Emmett Duffy and M. Thiel. Oxford, University Press, 2007.

sábado, 27 de marzo de 2010

Lista de Trabajos Bibliográficos

En el Link Materia he publicado:
Mobbing - Acoso laboral en Chile.
Mobbing Chile - Homicidio silencioso a la dignidad humana.
Pedofilia en la Iglesia - El abuso de la Fe
Astrología China - El Gato, liebre o conejo.
Gnosticismo.
Irineo de Lyon.
Constantino el Grande
Helena Blavatsky.
Virgen de Fátima

miércoles, 24 de febrero de 2010

Entre Tongoy y Guanaqueros.

El 6 de septiembre del año 2008, decidí caminar desde Tongoy a Guanaqueros (Cuarta Región de Chile) con el objeto de fotografiar la flora que nace con las lluvias de invierno y que invaden los campos de este sector. Son variadas las especies de plantas y arbustos con flores de múltiples colores. Su vida es corta ya que dependen del agua de las lluvias de invierno para que sus semillas latentes puedan germinar, formar flores para generar semillas latentes y morir, y de esta forma perpetuar la especie.
Las condiciones ambientales son fundamentales para la corta vida de esta vegetación que depende del agua para sobrevivir y cumplir su ciclo de vida. Estas precipitaciones comienzan, generalmente, en los meses de junio hasta agosto, lloviendo incluso en septiembre. Pero, la periodicidad va unida a la cantidad de agua caída que permite el nacer del campo, en esta localidad. Según la Dirección de Aguas, el rango de agua acumulada para el 2008 fue entre 119 a 167 mm. Esta cantidad de agua es suficiente como para dejar a sectores de la población de la cuarta región damnificada.
La primera forma de aprendizaje es observar, de ahí se puede elucubrar teorías, diseños de laboratorio para crear conocimiento. Una de las mejores formas de hacerlo es caminar y, en lo posible, tener una maquina fotográfica para obtener imágenes de terreno.
Para ayudarme he manejado la siguiente literatura que me ha permitido identificar algunas de las especies, Flora Nativa de Paulina Riedeman y Gustavo Aldunate. Es importante indicar que hay flora no identificada y que no esta documentada.